En la Iglesia Wesleyana de Guaynabo creemos que el bautismo en agua es una celebración de tu decisión de seguir a Jesús como Señor y Salvador. Así como los anillos de matrimonio son un símbolo de la declaración de un pacto de matrimonio, el bautismo en agua es la declaración externa del pacto que haces con Dios. Como tu iglesia, queremos pararnos a tu lado cuando hagas tu declaración pública de que has decidido entregar tu vida y seguir al Señor Jesús.

 

¿Qué traer contigo al bautismo?

  • Ropa que no se haga transparente (que no se pueda ver a través de ella) cuando estés mojado. Asegúrate que sea de colores primarios sólidos y que no tengan una gran variedad de patrones.

  • Los pantalones cortos son aceptables.

  • Zapatos de agua o chanclas, si deseas usarlos en el bautismo. (El piso será resbaladizo, así que elige los zapatos con un buen agarre).

  • Toalla para secarte.

  • Una bolsa plástica para la ropa mojada.

  • Ropa seca para cambiarte al terminar el bautismo.

 

¿Mi hijo puede bautizarse también?

 

Para aquellos interesados en el bautismo para niños en Quinto Grado o en grados menores, tenemos un proceso especial que involucra al niño y a sus padres. Si estás interesado en que tu hijo o hija se bautice en las aguas, te animamos a que te sientes con él o ella y discutas de qué se trata el bautismo y explores si está listo para hacerlo. Es importante que el niño sepa lo que está haciendo; de lo contrario, cuando sea adulto necesitará bautizarse de nuevo. Una de las mejores maneras de saber si está listo es cuando ELLOS inician el deseo de bautizarse.

 

Estas son algunas cosas sobre las que debes ir con tu niño para ayudarle a entender mejor si está listo para bautizarse.

 

  1. ¿Podrías decirme quién es Jesús? ¿Qué ha hecho Jesús por nosotros?

  2. ¿Por qué lo necesitamos a Él? Espere que le hable del pecado, por qué murió en la cruz, y de una relación con Dios.

  3. Pídale a su hijo que le diga qué significa aceptar a Jesús como Salvador.

  4. Menciónele que después de tomar la decisión de entregar nuestra vida a Cristo, el siguiente paso es bautizarse.

  5. Pregúntale: “¿Sabes por qué nos bautizamos?” El bautismo es cómo mostramos a otros que hemos decidido seguir a Jesús.

 

Si su hijo está listo para ser bautizado, regístrelo para el bautismo

LLene el formulario si esta interesado en bautizarse.